Las leyes de construcción que necesitas saber

Cuando construye un hogar o comercialice una propiedad ya construida, es importante conocer las muchas leyes y regulaciones sobre la construcción. Estas leyes varían según los requisitos locales y estatales, así como los reglamentos nacionales, lo que significa que los propietarios, contratistas y arquitectos deben estar muy bien versados ​​en estas leyes vitales antes de cualquier trabajo en la construcción. Estas son algunas de las leyes de construcción más importantes que deben tenerse en cuenta antes de iniciar cualquier proyecto de construcción.

Códigos de construcción nacionales

Los códigos de construcción nacionales (NCS) son obligatorios en Estados Unidos. Estándares similares se utilizan en todo el mundo. Los NCS proporcionan reglas y normas estrictas para la construcción de edificios, y todos los planos de construcción deben adherirse a estos estándares. Las normas también incluyen requisitos de descarga y evacuación, así como otras consideraciones relacionadas con la seguridad y el mantenimiento.

Aseguramiento facultativo

Para garantizar el cumplimiento de los reglamentos de construcción, la mayoría de los gobiernos municipales e incluso de los estados requieren de los programas de aseguramiento facultativo. Esto significa que los propietarios, contratistas y arquitectos deben solicitar aseguramiento facultativo antes de empezar cualquier construcción. El aseguramiento facultativo consiste en el examen de la estructura previamente construida para asegurar que se han adherido a los estándares de construcción apropiados y que no existen errores involuntarios que puedan afectar a la resistencia estructural oa la condición general del edificio. Si existen deficiencias durante el proceso de aseguramiento facultativo, es posible que los propietarios de la propiedad y los contratistas tengan que realizar cambios específicos antes de recibir la aprobación de construcción.

Elementos Estructurales

Las regulaciones sobre la construcción incluyen también los requisitos para los elementos estructurales. Estos elementos son absolutamente esenciales para la integridad y estabilidad estructural de un edificio, por lo que es rastreable de regreso a quien los construyó. Muchos de estos elementos, tales como columnas, vigas y tubos, deben probarse según los estándares nacionales o locales establecidos. Los construidores y arquitectos deben obtener las etiquetas pertinentes para cada elemento para evitar problemas con los reguladores locales.

Uso de la Propiedad

Además de los requisitos de construcción relacionados, existen muchas leyes locales que determinan el uso de la propiedad. Estas leyes y regulaciones varían considerablemente según su ubicación. Por ejemplo, la zonificación se refiere a la asignación de uso comercial, industrial o residencial para una propiedad determinada. También existen limitaciones sobre lo que se permite y lo que no se permite relacionado con el uso de una propiedad y cuáles son las consecuencias si los dueños incumplen estas leyes.

Regulaciones de Prevención de Incendios

También es fundamental entender los reglamentos relacionados con la prevención de incendios. Esto incluye materiales permitidos para la estructura y los requisitos de alarma de incendio. Estos reglamentos están destinados principalmente a proteger la seguridad de los propietarios y usuarios, así como a los bomberos y otras personas que intentan controlar un incendio. Si existen deficiencias con los sistemas de prevención de incendios, los propietarios de la propiedad podrían enfrentar multas graves, además de tener que reparar los daños.

Conclusión

Para cumplir con todas las leyes y regulaciones locales, estatales y nacionales sobre la construcción, los propietarios, contratistas, arquitectos y otros interesados ​​deben estudiar detenidamente los diversos códigos de construcción e instrucciones correspondientes. Estar familiarizado con estas leyes y requisitos es esencial, ya que pueden ayudar a los propietarios a ahorrar tiempo y dinero al evitar problemas innecesarios. Es importante que todas las partes involucradas cumplan estas leyes de forma diligente para garantizar el funcionamiento eficiente y seguro de los edificios.