Uso de materiales e insumos reciclados para el desarrollo sostenible

El tema de la sustentabilidad está cada vez más en el centro de la discusión y su prioridad es adoptar medidas para utilizar materiales reciclados y originales para la construcción de obras civiles y edificaciones. Esta situación permitirá conservar los recursos naturales, contribuirá al ahorro de energía y reducirá significativamente el impacto ambiental. Actualmente hay más formas de reutilizar materiales reciclados en ingeniería civil y construcción. Estas opciones incluyen el uso de materiales reciclados como arena, grava, cemento, ladrillos, etc., así como materiales renovables como madera y piedra. Los materiales reciclados se recolectan y procesan adecuadamente antes de ser reutilizados para fabricar nuevos materiales o construcciones. Esto asegura que sean muy resistentes a la intemperie, es decir, lluvia, sol, viento, y son resistentes al fuego. Además, los materiales reciclados brindan condiciones de respiración a la estructura, lo que permite retener la humedad en el edificio para reducir el riesgo de oxidación. También hay muchas opciones para el uso de materiales interiores, principalmente madera y piedra. La madera es una materia prima que se suministra al mercado de la construcción, para que el producto pueda ser utilizado de manera efectiva. La madera recuperada se utilizó principalmente en la fabricación de revestimientos exteriores y suelos para edificios. En cuanto al uso de la piedra como material de construcción, esta es la fuente más adecuada en términos de resistencia, economía y rapidez de construcción. La piedra tiene una durabilidad especial, ya que es un material resistente a la intemperie y al fuego, por lo que es una excelente opción para aquellas construcciones que buscan preservarse en el tiempo. Utilizar materiales reciclados y naturales para construir obras civiles y edificios es una iniciativa en la que todos podemos participar. Esta iniciativa contribuye significativamente a la reducción de costos en la producción de nuevos productos, al tiempo que ahorra energía para el procesamiento. Además, proporciona un gran beneficio para el medio ambiente al reducir la cantidad de residuos generados en las obras de construcción, al tiempo que contribuye a la conservación de los recursos naturales.